Bañistas de la playa de San Gabriel denuncian al Ayuntamiento por fotografiarles con una cámara en altura

“¡Hay que ver qué poca vergüenza que tienen de fotografiarnos en tetas!”. Así de indignada se mostraba hoy María Asunción Fernández, una de las bañistas de la playa de San Gabriel que piensa denunciar al Ayuntamiento por usar una cámara en altura para captar imágenes suyas y de otras mujeres haciendo “topless“.

No se habla de otra cosa en el barrio alicantino situado en pleno acceso sur de Alicante. Operarios municipales llegaron con camiones al cruce situado frente a la parada del tren y, mediante una grúa, elevaron una caja con un potente teleobjetivo.


“A ver si es que tenían un soplo de que venía a bañarse la Reina… Porque no creo que se tomen tantas molestias para vernos en bikini a nosotras”, señala Purificación Serrano, otra vecina indignada ante lo que considera una clara intromisión en su intimidad.

La cámara enfocando hacia la playa de San Gabriel
La cámara enfocando hacia la playa de San Gabriel

Cabe recordar que esa pequeña cala es llamada por muchos la “playa de Letizia Ortiz” por haberse bañado allí siendo pequeña la hoy Reina de España, según un rumor extendido en el barrio hace años y fundamentado en que su abuelo materno, Francisco Rocasolano, vivía en una urbanización cercana.

La cámara de la discordia es “de esas antiguas, una caja rectangular con un par de agujeros. Uno de ellos debe de ser para el zoom y el otro para el flash, digo yo”, aventuraba Bartolomé López, marido de Puri, y que se dirigió hacia donde estaban los presuntos paparazzis municipales para pedirles explicaciones.

“Me han dicho que era un radar de tráfico, y que un poco más arriba, tras pasar el parque del Palmeral y justo antes de la VIPO o algo así, iban a instalar otro. No me lo creo, eso de que es para multar es mentira”, añade.

La segunda caja misteriosa instalada antes de llegar a la EUIPO
La segunda caja misteriosa instalada antes de llegar a la EUIPO

“Si las obras en la avenida de Elche han sido para poner un carril bici, ¿para qué van a hacer falta radares? Ni que quisieran recaudar, hombre”, le da la razón su cuñado, Agustín Romero.

La mayoría de los vecinos están convencidos de que se quiere prohibir el baño en la playa de San Gabriel y esa cámara del Ayuntamiento tendría, siguiendo esa versión, el fin de identificar a quienes accedan a la pequeña cala para remojarse y así poder sancionarles.


Los más optimistas aseguran que el artilugio sirve para dotar de wifi gratuito a todo el barrio y también a los conductores que no circulen a más de 50 kilómetros por hora.

“Por eso la han dejado ahí, puesta encima de un poste, y han colocado carteles azules anunciando la señal inalámbrica”, sentencia Adán Cruise, que imparte clases de interpretación en una academia del barrio.

Señal de wifi gratuito para conductores
Señal de wifi gratuito para conductores vista en las inmediaciones de las sospechosas cajas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *